Cómo hacer una buena rehabilitación de edificios antiguos

Rehabilitación de edificios antiguos, clave para garantizar una seguridad y estabilidad de la construcción

Basta un paseo por nuestras ciudades y municipios para ver alguna que otra rehabilitación de edificios antiguos. Todas las edificaciones, tarde o temprano y en el mejor de los casos, pasarán por este proceso, de especial importancia en el caso de los edificios históricos.

La rehabilitación de edificios es esencial para garantizar la seguridad de la construcción, mejorar la estabilidad y actualizar en general las calidades del edificio (renovación de instalaciones de suministros, distribución de espacios comunes, eliminación de barreras arquitectónicas, mejoras de aislamiento térmico y acústico…). Esta rehabilitación puede diferenciarse entre parcial o integral, en función de si afecta o no a la totalidad del edificio. 

 

Claves para una buena rehabilitación de edificios antiguos

A la hora de abordar este proceso conviene tener en cuenta una serie de aspectos para garantizar un resultado óptimo:

Estudio exhaustivo del edificio. Será determinante detectar todo aquello que necesita una intervención sin demora y diferenciarlo de otras mejoras opcionales aunque recomendables. Sin tener los máximos detalles resulta imposible elaborar el proyecto que necesita ese edificio.

Presupuesto adecuado a la envergadura del proyecto. La rehabilitación de edificios antiguos puede conllevar una inversión grande para determinadas mejoras, sobre todo, si la construcción de la que hablamos presenta fallos estructurales y la rehabilitación a ejecutar es total. Contar con los recursos económicos necesarios evitará retrasar mejoras importantes, aunque no sean obligatorias (como la actualización de zonas comunes en un bloque de viviendas).

Equilibrio entre lo estético y lo funcional. En especial, en la rehabilitación de edificios históricos hay un claro enfoque hacia la conservación y recuperación estética de la arquitectura típica de un lugar. Esto tiene una gran relevancia, pero no debemos perder de vista en una rehabilitación de un edificio no catalogado como histórico el peso de la funcionalidad sobre la estética. Por ejemplo, invertir en ahorro energético tendrá un mayor impacto en la calidad de vida de las personas de un bloque que si ese presupuesto está dirigido a mejoras opcionales en la fachada. 

 

La rehabilitación de edificios antiguos no es un proceso opcional para los propietarios. Hay ciertas mejoras que acometer con el paso de los años y que suelen detectarse en la Inspección Técnica de Edificios (ITE), una evaluación de la que se encargan arquitectos técnicos y arquitectos.

Si necesitas un proyecto de rehabilitación de edificios o tienes dudas sobre él, contacta ahora con nosotros y uno de nuestros arquitectos en Sevilla te asesorará. 

Tendencias de interiorismo para restaurantes en 20...
Dime cómo vas a decorar tu habitación, y te diré s...

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.ee-estudio.com/